Aprendizaje en familia

aprendizaje en familia 

Si su plan es viajar y aprender idiomas en familia, en Die Akademie le proporcionamos todas las facilidades para que pueda llevar a buen puerto su doble propósito. La Isla brinda gran cantidad de opciones de ocio para grandes y pequeños, entre otras innumerables playas, muchas de ellas con servicio de socorrista y algunas hasta con guardería.

Para reposar de tanta exposición solar recomendamos alternar los días de playa con visitas al Palmaquarium, Marineland o al parque de aventuras Katmandu. Todos los interesados disponen de interesantes bonos descuento. Los tres recintos se encuentra muy cerca de Palma, por lo que es factible simultanear en un mismo día clases y una tarde de diversión entre delfines, tortugas y peces tropicales (Palmaquarium, ofrece en ocasiones la posibilidad de dormir incluso en el mismo acuario, frente a la gran pecera en cuyo cristal nadan mansamente bancos de peces, tiburones, cefalópodos y otras especies exóticas del reino subacuático.

Si prefieren las atracciones fuertes les recomendamos acercarse al parque Katmandú o tentar los vertiginosos toboganes de los parques acuáticos (Western Park o Aqualand se hallan a menos de 25 minutos de Palma). La propuesta ideal para combatir los días más caluorosos, sin renunciar a la diversión.

El mercado de animales de Sineu (todos los miércoles del año), las cuevas de Manacor, Campanet o Artà o las excursiones en ferry por el litoral de Mallorca son otros atractivos que esconde la Islaen el momento que nos apartamos un poco de la capital.

Parques infantiles   

Parc de la mar.  A apenas a 5 minutos a pie de Die Akademie en dirección al mar encontrará uno de los parques más dinámicos y vitales de Palma. En verano es un punto de encuentro recurrente para familias, sobre todo al caer la tarde. Por la noche se proyectan al aire libre, junto al estanque adyacente, películas para todos los públicos

Parc de Sa Feixina. Ubicado entre el casco viejo y el antiguo barrio pesquero de Santa Catalina es otro de los espacios preferidos por las familias locales en su tiempo de ocio. Apta para los más pequeños, se ha visto revitalizada en los últimos años por el boom experimentado por el barrio. Ambiente cosmopolita y local se dan la mano a pocos metros del puerto y al pie de los molinos de viento de Es Jonquet, una de las principales postales del frente marítimo.

Sa-Feixina-Palma-de-Mallorca  300-innenbad

 

Museo del juguete

En la calle Sanç y adyacentes los más pequeños tienen dos reclamos irresistibles: helados y juguetes. Desde el siglo XVIII se sirven en la vetusta cafetería Can Joan de S‘Aigo se sirven las mejores ensaimadas de la capital y los helados tradicionales más reputados de las Islas. En un entorno decimonónico, que recrea el ambiente patricio de las mansiones señoriales de Palma (la heladería funciona ininterrumpidamente desde el año 1700) se pueden degustar además de las ensaimadas, un amplio surtido de repostería insular artesanal. Complemento ideal del helado en verano o de su, no menos exquisito chocolate caliente en invierno.

A pocos pasos de allí, en la calle Campana, se ubica otros de los monumentos de visita obligada para los benjamines. El Museu de Sa Jugueta (Museo del Juguete) contiene una importante y valiosa colección de juguetes de todas las épocas y de diversos países.  Un entorno que a buen seguro hará las delicias tanto de padres e hijos y que permitirá a los primeros retornar a su infancia y descubrir a los peques otras formas de diversión anteriores a la play station y la pantalla táctil.